TECNOLOGIA Y NOTICIAS

NOTICIAS SOBRE TECNOLOGIA

TECNOLOGIA Y NOTICIAS - NOTICIAS SOBRE TECNOLOGIA

Ayuda a miles de niños sin hogar con ‘Star Wars’ y Duracell

Duracell y 'Star Wars' se unen por la infancia.

Duracell y ‘Star Wars’ se unen por la infancia.


Colaboradores ENTER.CO



17.12.15 @ 11:30 a.m.





Comentado 0
vez


Sé el primero en comentar

Esta semana la atención del mundo está puesta en ‘Star Wars: The Force Awakens’, el séptimo episodio de una de las franquicias más importantes de todos los tiempos. Toda esa atención, centrada en un solo tema, puede ayudar a miles de niños en Latinoamérica. ¿Cómo puede una galaxia muy muy lejana ayudarle a nuestro continente? Simple: con el Desafío de la Fuerza Duracell.

Duracell se ha unido a Aldeas Infantiles SOS para lograr una simple pero importante misión: darle a conocer a los países del continente que podemos cambiar la vida de miles de niños sin hogar.

La ecuación es simple: tomas un tema tendencia tan grande como ‘Star Wars’ y lo usas para dar a conocer la misión de Aldeas Infantiles SOS. De eso se trata el #DesafíoDuracell. Para ayudar solo debes completar cuatro pasos que te tomarán, a lo mucho, contados minutos. La idea es encender el primer Sable de Luz simbólico que iluminará la vida de miles de niños.

Paso 1: Entra el sitio web www.desafioduracell.com

Paso 2: Inscríbete en el sitio ingresando tus datos o vinculando tu cuenta de Facebook.

Paso 3: Tómate una foto y personalízala

Paso 4: Compártela en tus redes sociales

¿Quieres ver mejor estos pasos? Solo mira el siguiente video:

¿Cómo ayuda el #DesafíoDuracell?

‘Star War’ es el fenómeno de entretenimiento del año, el esfuerzo más grande de Disney en 2015 y una historia que mueve a millones de fanáticos de distintas generaciones. La fascinación sobre esta película es simplemente enorme. Imagina que puedes tomar a todas esas personas y encaminar su atención a una buena causa, a una causa real, que fácilmente estaría entre las misiones de la orden Jedi.

Imagina que todos aquellos interesados en ‘Star Wars’ también se interesan en ayudar a miles de niños sin hogar. ¿Cómo se inicia? Dando a conocer la misión, poniendo frente a los ojos de millones de personas una noble meta. Por ello, entre más fotos se compartan, más pondremos en el radar Aldeas Infantiles SOS.

¿Qué hace Aldeas Infantiles SOS?

La misión de la organización es prevenir el abandono infantil en comunidades de extrema pobreza. Cuando la prevención no es suficiente, Aldeas Infantiles SOS reubica a niños y niñas al menos con una mamá SOS, que brindará la protección y cariño necesario. 

La organización tiene tres formas de combatir el abandono infantil, cada una diseñada para enfrentar un mismo problema en distintas etapas. Primero la fundación tiene como objetivo el fortalecimiento familiar, a través de ejercicios pedagógicos, trabajando en comunidades directamente o a través de campañas en redes sociales.  

La siguiente labor de la organización es el acogimiento familiar. Cuando un niño ya perdió su hogar, Aldeas Infantiles SOS busca familias SOS (dentro de la comunidad) para que los acojan por el tiempo necesario. También hay programas con familias acogedoras (fuera de la comunidad) y búsqueda de familia extendida.

Finalmente, Aldeas Infantiles SOS se dedica a abogar para que los estados fortalezcan y mejoren los sistemas de protección social -claramente apuntando al cuidado de los menores-, o cual incluye impulsar políticas públicas.

Puedes ingresar en el sitio oficial de la fundación aquí.

En el sitio el sable de luz debe llegar a 180.570. Para llegar a esa meta faltan (hasta el momento) 57.000 ¿Ya compartiste tu foto en redes sociales?

Imagenes: Duracell.

Article source: http://feedproxy.google.com/~r/enterCO/~3/n0bxx7mxSjI/

Construye mundos con ‘Misión Colony’ y olvídate del ‘Pay-to-win’

Descargalo gratis para Android e iOS.

Descárgalo gratis para Android e iOS.


Colaboradores ENTER.CO



17.12.15 @ 15:35 p.m.





Comentado 0
vez


Sé el primero en comentar

Juegos de construcción de mundos hay muchos. Es un género popular, que calza perfecto con el mercado móvil: puedes editar fácilmente tu terreno y los tiempos de espera te mantienen regresando una y otra vez al título. La mayoría de estas entregas se van por una fórmula fácil, donde la jugabilidad te obliga a estar pendiente de la producción de recursos, pero realmente no tienes un papel activo en el proceso: solo oprimes la pantalla y los recursos suben.

‘Misión Colony’ (Android, iOS), una iniciativa de Bancolombia desarrollada por Wizard, tiene una propuesta diferente, que busca integrar al jugador con mayor profundidad al proceso de construcción y el manejo de los recursos. No es solo producir recursos de forma automática, aquí juega la estrategia y el sentido de lógica del jugador. Eso, y derrotar el molesto ‘Pay-to-win’.

Nuevos horizontes, nuevas oportunidades

‘Misión Colony’ nos propone un alentador reto: buscar la forma de sobrevivir en un nuevo mundo. En el universo del título, la sobrepoblación, el calentamiento global y la explotación desmesurada de recursos han obligado a los terrestres a mirar hacia las estrellas. Tu misión es buscar un nuevo hogar que sea capaz de sostener vida.

El objetivo es volver habitable un pequeño pedazo de terreno estelar llamado Alfa ST L7. En él deberás organizar una colonia futurista, llena de todo tipo de construcciones imposibles. ¿Tu motor? Una exótica fuente de energía llamada Strun, ubicada en la base de tu nueva economía.colony

La economía de Alfa ST L7

Conceptos básicos financieros como el ahorro, el endeudamiento responsable y la planeación financiera son el factor diferenciador de ‘Misión Colony’ frente al resto de propuestas. Aunque puede sonar algo extraño, los desarrolladores del juego encontraron la forma perfecta de combinar esos conceptos con la jugabilidad de un título de construcción de mundos.

Esto suma la complejidad necesaria para hacer la diferencia. En ‘Misión Colony’ no se trata de solo recoger recursos, se trata de invertir dinero y recibir beneficios por ello. Cada edificio que construyas puede producir una cantidad de oro especifica (el recurso para comprar cualquier cosa en la tienda), pero para recibirlo debes invertir cierta cantidad de Strun.

Todos los edificios tienen cuotas y tiempos distintos, así que depende de tu ingenio elegir cuáles merecen mayor atención, cuáles generan más recursos en poco tiempo y cuales te sirven a largo plazo. Así, es cuestión de invertir y recibir beneficios que se acomoden a tus necesidades.

Olvídate del ‘pay-to-win’

A diferencia de otros títulos, donde el ‘pay-to-win’ es ley, en ‘Misión Colony’ el giro es distinto.  El juego nunca usa dinero real, algo bastante extraño (y aplaudible) hoy en el mercado móvil de juegos. Cuando no tienes el oro necesario para comprar algo, el juego no te pedirá que ingreses tu tarjeta. En cambio, te prestará los recursos a través del banco.

¿Cómo funcionan los préstamos en Alfa ST L7? Cuando no tienes el oro necesario para construir un edificio, el juego te prestará el dinero que te falta. En el momento del préstamo el juego te preguntará a cuántas cuotas quieres poner el préstamo: dos, tres, cuatro o cinco días. Cada día deberás pagar una porción de la deuda o puedes pagarla toda en un momento, si tienes los recursos.

Al iniciar el juego tienes un techo de endeudamiento de 200 monedas de oro, así que puedes realizar varios préstamos. La forma en que organices tu economía y los pagos, te permitirá tener una relación estable con tu deuda y el banco.

El concepto es bastante simple y funciona a modo de ‘tutorial’ para ese fundamental terreno de las finanzas personales. Con esto, el juego busca enseñar al usuario a pedir prestamos de manera responsable y –de paso– evadir el molesto ‘pay-to-win’. Es una astuto modelo que no caería mal en otros títulos.

¿Qué construir y para qué?

colonyPero administrar cosas no se queda solo en el campo de lo financiero. El juego también te pide ser astuto con tu estrategia para construir. Para avanzar en el juego y acceder a nuevos edificios, debes cumplir con tres parámetros: productividad, satisfacción y desarrollo. Esos serán los pilares del nuevo mundo y están representados por tres barras. Cada una se irá llenando dependiendo de los edificios que tengas funcionando.

Para subir la productividad, puedes construir extractores de Strun, depósitos, plantas de alimentos, plantas de producción limpia, centrales de telecomunicaciones, centrales de energía renovable y transporte de materiales. Para aumentar la satisfacción, debes construir casas, escuelas, vehículos de transporte unipersonal, bibliotecas, museos y planetarios. Para mejorar en desarrollo, las mejores opciones son construir el semillero, centro de vida saludable, colisionador de moléculas, salinificador, el arca fauna y el arca flora.

Un mundo diferente

‘Misión Colony’ tiene varios factores destacables. Primero, introduce un novedoso e ingenioso sistema de producción de recursos, basado en la inversión y la estrategia. Segundo, quiere evadir el ‘pay-to-win’ con un sistema de juego que no te pide dinero real. Tercero, quiere entregar un mensaje sutil pero obvio: todo el mundo de Alfa ST L7 está pensado como un lugar autosostenible y ecológico.

‘Misión Colony’ está disponible en descarga totalmente gratuita para iOS y Android.

Imagenes: Wizard y Bancolombia.

Article source: http://feedproxy.google.com/~r/enterCO/~3/_-HgyVt5X4c/

Niña con leucemia terminó primaria por Skype

Gracias a la tecnología estudió desde su casa.

A los 13 años, Verónica Castellar del Campo ya sabe lo que es luchar por su vida. Tenía apenas 10 cuando se le diagnosticó un tipo muy agresivo de leucemia que la obligó a apartarse de sus compañeros de 4.° de primaria en el Colegio Alemán de Cali para dedicarse por completo a su tratamiento contra el cáncer, en la Fundación Valle del Lili.

Sin embargo, logró continuar con su formación básica gracias a la voluntad de sus padres, médicos y profesores, y a una forma innovadora de utilizar Skype, el popular servicio de videoconferencias.

En diálogo virtual con EL TIEMPO, sentada frente al computador instalado en la sala de su casa –su aula durante casi tres años–, Castellar recordó cómo a los miedos e incertidumbres propios de un caso como el suyo, agravado por una inusual resistencia de su cuerpo a la quimioterapia, se sumó la tristeza de no poder seguir estudiando con sus compañeros.

En palabras de su padre, Alejandro Castellar, un ingeniero mecánico de 49 años, la pequeña buscaba desesperada un “cordón umbilical” para no quedarse rezagada.

El tratamiento de Verónica debía tomar seis meses, pero se extendió a un año, y al principio el colegio le mandaba las tareas a su casa y su educación avanzaba, pero su recuperación no. “A nuestra Vero le pasó todo lo que le puede pasar a alguien a quien le hacen quimio –cuenta Alejandro–. Tuvo dos accidentes cerebrovasculares, una desmielinización (proceso que daña las fibras nerviosas) y una meningitis que la puso en coma”.

La última opción era someterla a un trasplante de médula ósea. A pesar de lo difícil que fue encontrar un donante compatible, el procedimiento fue exitoso. Sin embargo, los médicos ordenaron que pasara los siguientes meses en el más estricto aislamiento. Una vez más, ir al colegio no era una opción.

Entonces alguien sugirió que usaran Skype. La mamá de Verónica, Nubia Yaneth del Campo, relata conmovida que una profesora del Colegio Alemán les regaló el computador portátil de su hija, recién fallecida, para que la pequeña pudiera seguir atendiendo las lecciones.

“Al comienzo, la cámara ni siquiera apuntaba al tablero, sino al grupo. La idea era que me sintiera integrada con el resto del salón”, comenta Castellar.

Ella terminó 5.° a distancia y, cuando llegó el momento de pasar al bachillerato, el Colegio Alemán incluyó en su presupuesto un kit especial, con una cámara de alta definición en el techo, que le daba a la estudiante una vista total del salón y del profesor, que dictaba la clase con un micrófono, para asegurarse de que ella lo escuchara, y mejoró su conexión a internet para que la comunicación con Verónica fluyera.

Cuando pasaban lista, ella contestaba como los demás, participaba en clase –el profesor incluso podía ver cuando levantaba la mano para pedir la palabra– y hasta estudiaba alemán en horarios extracurriculares. “Una vez me callaron. El tema de sociales me gustaba mucho y me estaba extendiendo tanto que el profe me dijo: ‘Bueno, ya. Deje hablar a sus compañeros’ ”, recuerda.

¿Y en los recreos? Verónica Castellar fue, durante el sexto grado, la única alumna del Colegio Alemán de Cali que se podía dar el lujo de pasárselos viendo la televisión.

Volvió al colegio

Hoy, Verónica tiene 13 años y cursa 7.° grado. Madruga para ir al colegio y, como antes de la enfermedad, se sienta junto a sus compañeros. Su presencia en el salón ya no es virtual, sino real, y ella está feliz. No obstante, confiesa que regresar a las clases presenciales fue un reto, pero más social que académico.

De hecho, sus maestros tenían listo un plan de choque porque se creía que iba a necesitar un proceso de nivelación, pero no fue así: ella estaba al tanto de todo y, lo mejor, completamente sana.

La experiencia con Castellar no solo ayudó al Colegio Alemán de Cali a prepararse para casos similares, sino que le valió ser destacado en el contexto internacional como ejemplo de accesibilidad.

El plantel, que hace parte de una red de 141 patrocinados por la Central de Colegios Alemanes, recibió el Sello de Calidad Exzellente Deutsche Auslandsschule. Para Alejandro Castellar, el caso de éxito de su hija aportó “un grandísimo grano de arena” al proceso de evaluación que condujo a esa acreditación internacional, el cual duró diez años.

WILSON VEGA
Subeditor de Tecnología

Article source: http://www.eltiempo.com/tecnologia/actualidad/la-nina-con-leucemia-que-termino-la-primaria-via-skype_13888835-4

VIDEO: Cinco aplicaciones que le ayudarán a convertirse en escritor

También le contamos cómo publicar un libro en Amazon

Se cuenta que la dramaturga estadounidense Dorothy Parker alguna vez dijo: “Odio escribir, pero amo haber escrito”. Si bien escribir un cuento, una obra de teatro o un guion puede ser una tortura, ahora hay toda clase de ‘asistentes’ que le ayudarán a organizar ideas y desarrollar historias. Estos son cinco programas para darle alas al escritor que hay en usted.

Writer’s Café

En versiones para Windows, Mac OS X y Linux, este programa ayuda a planificar el proceso de escribir mediante tarjetas que se ubican en una línea de tiempo. Cualquier persona puede descargar un demo gratuito, pero comprar la versión profesional le costará 40 dólares. Probablemente los aspectos más útiles sean el tablero y el scrapbook, que permiten recolectar y compartir recortes, citas y fotos. Disponible en www.writerscafe.co.uk.

Storyist

La integración a los ambientes Apple permite al escritor trabajar a la par en su MacBook, iPad o iPhone y ver reflejado el avance sin importar en qué terminal esté trabajando. Su énfasis es la producción de guiones cinematográficos. Su precio es de 79 dólares. Disponible en www.storyist.com.

Omm Writer

Apunta a crear un ambiente sereno, que propicie la inspiración. Para eso, solamente funciona en pantalla completa, a la vez que reproduce música lenta o sonidos relajantes. Lo puede usar en su PC, su MacBook o su iPad. Para descargarlo, sus creadores piden un pago voluntario que puede ser de mínimo 4,11 dólares. Disponible en www.ommwriter.com.

Dragon Dictation

Aunque sus usos van más allá de la escritura de ficción, Dragon Dictation resulta una interesante alternativa para quienes sienten que escribir sus historias una letra a la vez, sencillamente, toma demasiado tiempo y prefieren dictarlas a teclearlas. Tiene una gran ventaja sobre las demás: es gratuita. Sin embargo, solo funciona mediante una conexión a internet. Disponible aquí.

Write or Die

Porque no todas las personas funcionan bajo las buenas maneras, Write or Die busca ser –según sus creadores– el garrote, y mandar al diablo la zanahoria. Esta app, que se usa en la red, parte de la idea de que procrastinar tiene consecuencias. Así, usted fija un tiempo, que aparece en un reloj, y un número de palabras por escribir en ese plazo.

De acuerdo con los ajustes que haya elegido, el programa lo premia o lo castiga, según haya alcanzado o no su meta, con mensajes o sonidos. Pero si en serio busca a alguien que le tuerza el brazo para ponerlo a marchar, hay un Modo Kamikaze que, sin ningún problema, comienza a borrar las vocales de sus palabras si usted para de escribir.
Disponible aquí.

Cómo publicar un libro en Amazon

Si ya tiene un libro escrito, el proceso de publicarlo es muy simple. Ingrese a https://kdp.amazon.com y, una vez tenga activado el servicio, empiece a diseñar el libro desde la portada. El sistema le pedirá suministrar información para promocionar correctamente el libro a los clientes de Amazon.

Conozca más detalles en Tecnósfera, nuestro programa en El Tiempo Televisión.

Wilson Vega
SUBEDITOR TECNOLOGÍA
@WilsonVega

Article source: http://www.eltiempo.com/tecnologia/actualidad/aplicaciones-para-convertirse-en-escritor_13861736-4

VIDEO: Conozca a la niña con leucemia que terminó primaria por Skype

La enfermedad la llevó a dejar el colegio, pero gracias a la tecnología estudió desde su casa.

A los 13 años, Verónica Castellar del Campo ya sabe lo que es luchar por su vida. Tenía apenas 10 cuando se le diagnosticó un tipo muy agresivo de leucemia que la obligó a apartarse de sus compañeros de 4.° de primaria en el Colegio Alemán de Cali para dedicarse por completo a su tratamiento contra el cáncer, en la Fundación Valle del Lili.

Sin embargo, logró continuar con su formación básica gracias a la voluntad de sus padres, médicos y profesores, y a una forma innovadora de utilizar Skype, el popular servicio de videoconferencias.

En diálogo virtual con EL TIEMPO, sentada frente al computador instalado en la sala de su casa –su aula durante casi tres años–, Castellar recordó cómo a los miedos e incertidumbres propios de un caso como el suyo, agravado por una inusual resistencia de su cuerpo a la quimioterapia, se sumó la tristeza de no poder seguir estudiando con sus compañeros.

En palabras de su padre, Alejandro Castellar, un ingeniero mecánico de 49 años, la pequeña buscaba desesperada un “cordón umbilical” para no quedarse rezagada.

El tratamiento de Verónica debía tomar seis meses, pero se extendió a un año, y al principio el colegio le mandaba las tareas a su casa y su educación avanzaba, pero su recuperación no. “A nuestra Vero le pasó todo lo que le puede pasar a alguien a quien le hacen quimio –cuenta Alejandro–. Tuvo dos accidentes cerebrovasculares, una desmielinización (proceso que daña las fibras nerviosas) y una meningitis que la puso en coma”.

La última opción era someterla a un trasplante de médula ósea. A pesar de lo difícil que fue encontrar un donante compatible, el procedimiento fue exitoso. Sin embargo, los médicos ordenaron que pasara los siguientes meses en el más estricto aislamiento. Una vez más, ir al colegio no era una opción.

Entonces alguien sugirió que usaran Skype. La mamá de Verónica, Nubia Yaneth del Campo, relata conmovida que una profesora del Colegio Alemán les regaló el computador portátil de su hija, recién fallecida, para que la pequeña pudiera seguir atendiendo las lecciones.

“Al comienzo, la cámara ni siquiera apuntaba al tablero, sino al grupo. La idea era que me sintiera integrada con el resto del salón”, comenta Castellar.

Ella terminó 5.° a distancia y, cuando llegó el momento de pasar al bachillerato, el Colegio Alemán incluyó en su presupuesto un kit especial, con una cámara de alta definición en el techo, que le daba a la estudiante una vista total del salón y del profesor, que dictaba la clase con un micrófono, para asegurarse de que ella lo escuchara, y mejoró su conexión a internet para que la comunicación con Verónica fluyera.

Cuando pasaban lista, ella contestaba como los demás, participaba en clase –el profesor incluso podía ver cuando levantaba la mano para pedir la palabra– y hasta estudiaba alemán en horarios extracurriculares. “Una vez me callaron. El tema de sociales me gustaba mucho y me estaba extendiendo tanto que el profe me dijo: ‘Bueno, ya. Deje hablar a sus compañeros’ ”, recuerda.

¿Y en los recreos? Verónica Castellar fue, durante el sexto grado, la única alumna del Colegio Alemán de Cali que se podía dar el lujo de pasárselos viendo la televisión.

Volvió al colegio

Hoy, Verónica tiene 13 años y cursa 7.° grado. Madruga para ir al colegio y, como antes de la enfermedad, se sienta junto a sus compañeros. Su presencia en el salón ya no es virtual, sino real, y ella está feliz. No obstante, confiesa que regresar a las clases presenciales fue un reto, pero más social que académico.

De hecho, sus maestros tenían listo un plan de choque porque se creía que iba a necesitar un proceso de nivelación, pero no fue así: ella estaba al tanto de todo y, lo mejor, completamente sana.

La experiencia con Castellar no solo ayudó al Colegio Alemán de Cali a prepararse para casos similares, sino que le valió ser destacado en el contexto internacional como ejemplo de accesibilidad.

El plantel, que hace parte de una red de 141 patrocinados por la Central de Colegios Alemanes, recibió el Sello de Calidad Exzellente Deutsche Auslandsschule. Para Alejandro Castellar, el caso de éxito de su hija aportó “un grandísimo grano de arena” al proceso de evaluación que condujo a esa acreditación internacional, el cual duró diez años.

WILSON VEGA
Subeditor de Tecnología

Article source: http://www.eltiempo.com/tecnologia/actualidad/la-nina-con-leucemia-que-termino-la-primaria-via-skype_13888835-4

Facebook: publicitar en video costará US$ 1 millón por día

Quienes deseen promocionar sus productos en la red social deberán concursar para lograr el espacio.

Facebook anunció que está a punto de lanzar un nuevo servicio para anunciantes basado en videos publicitarios, los cuales aparecerían en los muros de los usuarios, según el perfil, gustos, edad y ubicación que la empresa anunciante busque para sus mensajes comerciales.

La red social lleva varios años ensayando y estudiando dicho sistema de publicidad, según dijero voceros al diario The Wall Street Journal. Las empresas tendrán que pagar una tarifa que, según cálculos de agencias de publicidad digital, estaría alrededor de un millón de dólares diarios como monto promedio mínimo.

En el reporte del diario estadounidense se dice que solo un reducido grupo de marcas fue invitado a presentar sus proyectos de publicidad en video, los cuales serán sometidos a un análisis y posterior aprobación por parte del equipo creativo de Facebook.

Dentro de los retos que tendrán que enfrentar las compañías es que sus videos publicitarios, si bien se reproducirán de forma automática, no contarán con sonido, a menos de que los usuarios lo activen.

“Si soy una marca y voy a escribir un cheque por un millón de dólares, quiero controlar mi publicidad”, aseguró Zachary Treuhaft, jefe de publicidad digital de la agencia Grey. “Los controles (que quiere imponer) Facebook son inauditos en la industria”, recalcó.

Pero hay quienes defienden esta nueva medida. “Yo no diría que todas las empresas de publicidad están pidiendo estos anuncios en este momento, pero puede tener sentido para alguien que tiene que llamar mucho la atención en un día determinado, como promocionar una película o una gran venta de descuentos”, dijo Kris Magel, de la agencia de publicidad Initiative a The Wall Street Journal.

A pesar de que Facebook no quiso revelar quiénes son anunciantes preseleccionados, afirmó que una tercera parte de ellos son para programas de televisión y películas.

La compañía ya había realizado la primera y única prueba sobre videos publicitarios el pasado diciembre, en donde mostraron 15 segundos de la película Divergente. Facebook espera aumentar sus ingresos al implementar anuncios en video, pero su mayor reto será no molestar a los usuarios con una gran cantidad de publicidad.

REDACCIÓN TECNOLOGÍA

Article source: http://www.eltiempo.com/tecnologia/actualidad/facebook-videos-publicitarios-costaran-un-millon-de-dolares-por-dia_13951619-4